miércoles, 3 de mayo de 2017

He tenido el placer de asistir al I CONGRESO DE NEUROCIENCIA APLICADA A LA EDUCACIÓN, celebrado en Madrid durante los días 26, 26 y 28 de abril
Dirigido por la Dra. Violeta Miguel Pérez -directora del Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa- y donde participaron:
  • Dr. Francisco Mora Teruel.
  • Dr. Manuel Carreiras Valiña.
  • Dr. Fernando Cuetos Vega.
  • Dra. Pilar Martín-Lobo.
  • Dr. Tomás Ortiz Alonso.
  • Dr. José Ramón Alonso Peña.
  • D. José Antonio Marina Torres.
  • Dr. Ignacio Morgado Bernal.
  • Dr. Miguel Ángel Pérez Nieto.
  • Docentes CEIP Ciudad de Columbia (Tres Cantos)
  • Docentes IES José Luis Sampedro (Tres Cantos)
  • Docentes CEIP Arco de la Sierra (El Molar)
  • Docentes CEIP Rayuela (Villanueva del Pardillo)
Hoy, voy a centrarme en una de las ponencias llevada a cabo por el Dr. Tomás Ortiz Alonso: ¿Qué aporta la Neurociencia a la Educación? Programa neuroeducativo HERVAT.

Ortiz Alonso es doctor en Medicina y Psicología. Catedrático del departamento de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Tiene 30 años de docencia en asignaturas relacionadas con la Neurociencia Cognitiva, Neuropsicología Médica o Psiquiatría. Ha dirigido 26 tesis doctorales asociadas a estas áreas de conocimiento y ha publicado más de 200 obras nacionales e internacionales. Uno de sus últimos proyectos es es de visión táctil y Neuroeducación (Proyecto Neuroeducativo HERVAT), que se está aplicando en 30 colegios y en más de 5.000 alumnos. Ha publicado varios artículos y el libro Neurociencia y Educación, Alianza Editorial, 2010. 


HERVAT, ¿qué es?


La neurociencia aporta a la educación conocimientos sobre el funcionamiento cerebral, la neuroplasticidad y sus tiempos críticos de aprendizaje en el contexto escolar. El continuo cambio cerebral en su interacción con el medio ambiente , según la biología y la experiencia, determinará la estructura y funcionamiento cerebral. 

En la educación la estimulación sensorial activa el cerebro y los mecanismos cerebrales que procesan la información y permiten construir "autopistas" neuronales de aprendizaje. 

El programa neuroeducativo HERVAT se aplica diariamente 5 minutos antes de cada clase, programa de aprendizaje, módulo... Las siglas indican sus principios:
  • Hidratación
  • Equilibrio
  • Respiración
  • Visualización
  • Audición
  • Tacto
Los tres primeros ejercicios propician un estado neurofisiológico estable y los restantes son la propia estimulación sensorial sistémica, que permite activar el cerebro.


Principios básicos

  • Ejercicios diarios repetitivos, regulares, precisos y sistemáticos todos los días. Se generan procesos automáticos que modula la actividad consciente.
  • Ejercicios asociados a tiempos muy cortos para que el circuito del hipocampo funcione. Mejora el aprendizaje, la atención sostenida y disminuye la fatiga.
  • Ejercicios inmediatos al aprendizaje escolar. Mejora la memoria a corto plazo, el tiempo de recuerdo, los procesos atenciones y la velocidad.
  • Crear un ambiente emocional positivo.
Vamos a desglosar y a profundizar un poco más:

1. Hidratación: beber regularmente y en pequeñas dosis a lo largo del día.

Una deshidratación de sólo el 2% afecta a la atención, memoria inmediata, velocidad de procesamiento, aciertos y eficacia de respuestas psicomotoras.

2. Equilibrio: durante 1 minuto, realizar ejercicios que estimulen el equilibrio (pata coja, caminar por una línea, balanceo...).

Se ha demostrado cómo este tipo de ejercicios favorece el crecimiento neuronal, el estado de alerta "arousal", mejora la integración de propiedades propioceptivas y exterocepticas, así como mejora el análisis de la información perceptiva.

3. Respiración: realizar 10 inspiraciones - expiraciones profundas.

La regularidad del ritmo respiratoria ayuda a fijar la atención, oxigena mejor el cerebro y reduce el estrés y la ansiedad. 

4. Estimulación visual: durante 1 minuto, realizar ejercicios que estimulen la motilidad ocular (seguimiento ocular en todas direcciones).

Con ello mejoran los procesos de atención, localización espacial y la capacidad perceptiva-visual.

5. Estimulación auditiva: durante 30 segundos escuchando y discriminando sonidos, todos o distintos fonemas.

Esto mejora el nivel de alerta, la memoria verbal auditiva y favorece el aprendizaje de otras lenguas.

6. Estimulación táctil: durante 1 minuto, realizar ejercicios de discriminación táctil pasiva (dibujar letras, líneas, números... en la palma de la mano, en la espalda...).

El tacto es el primer sistema de recompensa, el más rápido y favorece la atención.


¿Objetivo?


El objetivo es favorecer y hacer estables las conexiones neurofuncionales subcórtico-corticales implicadas en la atención ya que es la habilidad para seleccionar información sensorial en cada momento  y para dirigir procesos cognitivos; es esencial tanto para construir nuevas conexiones neuronales, como para la creación de circuitos estables en nuestro cerebro. Es el pilar fundamental del proceso de aprendizaje y de construcción de memorial.

Nosotros, en nuestra clase, ya hemos empezado a aplicarlo y, aunque según otros expertos, no hay evidencias científicas, vamos a esperar a ver resultados en el tiempo, ya que docentes del CEIP Arco del Molar y del CEIP Rayuela -participantes en una mesa redonda en el Congreso dando a conocer sus experiencias educativas aplicando la Neurociencia (Programa Neuroeducativo HERVAT)- aseguraron resultados visible óptimos en sus alumnos. 

El Dr. Tomás Ortiz finalizó su ponencia pidiéndonos que no diésemos todo por hecho o sabido, sino que nos cuestionásemos todo lo que nos había contado.  Por ello, permítame la licencia de elegir una de las citas que utilizó para dar por concluida esta entrada:


¿Qué sabe el pez del océano en el que vive toda su vida?
Albert Einstein




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes

recentposts

Algunas sugerencias

randomposts