jueves, 10 de noviembre de 2016

Nuestro proyecto anual: Manual para soñar

Manual para soñarE n t r é n a t e   p a r a   s o ñ a r 


Nosotros, hombres modernos, no solemos confiar en los ‘sentimientos’; hablamos de emociones y les contraponemos la deseable objetividad. Pero el niño, en la época anterior a la pubertad necesita de una intensa actividad anímica; quiere adquirir la facultad de sumergirse con sus vivencias en un contexto que está fuera de su horizonte, pues es necesario que desarrolle su interés por el mundo. Si el maestro es, él mismo, un ejemplo en la capacidad de sentir emociones de forma refrenada, a la vez que con fuerte emotividad, desarrollara también la ‘vida emotiva’ de los niños: el maestro que se compromete encontrará alumnos comprometidos y ¿no es esto de lo más importante que la educación y la enseñanza pueden en suma alcanzar?
Fragmento del libro Pedagogía Waldorf. Una educación hacia la libertad. 


Dicen que al destino hay que perseguirlo y eso es lo que yo estoy haciendo. Después de 8 años, he obtenido mi destino definitivo en un pueblo en la Sierra Norte de Sevilla. Después de trabajar el año pasado el Proyecto anual: Emocionario, tenía claro que este año quería hacer otro proyecto de la misma envergadura, pero diferente.
En Navidad de 2015, una gran amiga (casi hermana) puso en mis manos un cuento. No era un cuento o un libro cualquiera, era un Manual para Soñar.

Todos tenemos sueños o un objetivo, alcanzar una meta, pero ¿cómo se consigue? Para iniciarnos, primero tenemos que creer en él, visualizarlo y sentir que lo estamos viviendo. La motivación por conseguirlo debe estar siempre presente, es el ingrediente fundamental para alcanzar nuestro objetivo. Por último, ese deseo de conseguirlo, hará que diseñemos nuestro propio plan para alcanzarlo.

¿Por qué quiero trabajar Manual para Soñar?
Como he comentado anteriormente, este año he obtenido mi destino definitivo. De manera inconsciente, durante el verano, ideaba proyectos para mi nueva clase, mis nuevos alumnos, con mis nuevos compañeros… En cierta manera, estaba soñando despierta. Así fue como se me ocurrió la idea de llevar a cabo este nuevo proyecto.

Durante la infancia, dejamos atrás muchos sueños. Las obligaciones y la educación recibida hacen que, a medida que vamos creciendo, vayamos reduciendo el número de posibilidades hasta llegar al conformismo. Por eso mi objetivo con este proyecto es enseñar a los niños a soñar, entrenarlos para conseguir su sueño y que puedan hacerlo realidad.

“La habilidad es lo que eres capaz de hacer. La motivación determina lo que harás. La actitud determina lo bien que lo harás”. Lou Hotz.

Quizá hayan oído hablar alguna vez de él. Es el único entrenador en la historia de la National Collegiate Athletic Association (NCAA) en dirigir seis diferentes programas de fútbol americano universitario y llevarlos a bowls y el único que ha logrado ubicar a cuatro equipos en el top 20 final. Holtz, sufrió una crisis económica a mediados de los setenta. Su afán por superarla le condujo a elaborar una lista de deseos tan ambiciosos como conocer al Papa, aparecer en The Tonight show o cenar en la Casa Blanca entre otros tantos.

“Una vez has escrito todo lo que quieres conseguir en la vida, asegúrate de que cada día haces algo concreto para cumplir al menos uno de esos sueños”

Esa fue su segunda fase. Soñar es fácil, pero hay que trabajar en ellos.

Si les preguntamos a los niños sobre un sueño futuro, seguramente nos sorprenderemos ante su respuesta. Yo tengo varios sueños. Uno de ellos es poder ayudar a mis alumnos a alcanzar los suyos propios. Tengo mi sueño visualizado y lo siento como si se hubiese hecho realidad. Ahora sólo falta hacer ‘algo concreto para cumplirlo’.


Desarrollo del proyecto

Entrénate para soñar

“Las veintiocho personas que aparecen en este libro son tan reales como tú, aunque la mayoría de ellas hayan vivido épocas anteriores a esta. Sin embargo, más allá del año en que nacieron, todas tienen algo en común: el gran sueño que enriqueció sus vidas anidó en sus corazones y en sus mentes durante la infancia. Y todas lo identificaron, lo cuidaron y lo alimentaron hasta que lo hicieron realidad”.(Palabras Aladas)

Así comienza el manual que vamos a trabajar durante el desarrollo del proyecto. A partir de ahí y realizándonos varias preguntas, vamos a descubrir cuál es nuestro sueño.

Pausch, estaba casado y tenía tres hijos. Profesionalmente había desarrollado una brillante carrera como profesor en la Universidad Carnegie Mellon, pero un cáncer se cruzó en su vida. Lejos de lamentarse, optó por vivir lo que le quedaba de vida de forma plena. De su última charla nació el libro La última lección, una clase magistral para sus tres hijos los cuales no vería crecer. Éstas son las claves de esa lección:

  • Debemos creer que todo es posible, nunca hay que perder esa visión.
  • Las paredes de ladrillos se interponen en nuestro camino por una razón, para demostrarnos con qué determinación podemos hacer algo.
  • Nunca permitas que la diversión y el asombro te abandonen.
  • Decidir entre ser una persona positiva o negativa antes de llevar a cabo un sueño.
  • No subestimes la importancia de hacer las cosas de forma divertida.
  • Muestra gratitud a los demás.
  • Quejarte no ayuda a hacer realidad tus sueños.
  • Trabaja para conseguir lo que quieres.
  • La experiencia es aquello que te queda cuando no obtienes lo que deseabas.
Teniendo en cuenta esta lección de vida, vamos a empezar a soñar.

Dinámica del proyecto

Este proyecto será anual. Cada semana trabajaremos un personaje, un sueño. En la primera sesión leeré a los niños el sueño de cada persona que aparece en el libro. Hablaremos sobre las distintas impresiones causadas y debatiremos sobre ello, al finalizar, les formularé la pregunta que sugieres el libro en cada uno de los sueños.

En la segunda sesión, pondremos en común las distintas impresiones recogidas de la actividad propuesta.

Durante esa semana, los alumnos aportarán cualquier información relacionada con “la persona soñadora” de la semana.

De esta manera, iremos “pasando” por cada una de las preguntas que debemos hacernos para poder así alcanzar nuestro sueño, por lo que al llegar a cada pregunta (antes de “conocer a una nueva persona soñadora”) trataremos de responder a estas preguntas:

  • ¿Cuál es tu sueño?
  • ¿Cómo eres?
  • ¿Cuán lejos está tu sueño?
  • ¿Cómo puedes hacer realidad tu sueño?
  • ¿Estás alcanzando tu sueño?
Muestra del Manual para Soñar

Para que os hagáis una idea de cómo es este manuel, aquí podéis leer parte del contenido del libro. Haz clic en Muestra de Manual para Soñar (formato PDF).





Biografía: http://elpais.com/elpais/2013/10/04/eps/1380900663_333275.html 
Manual para soñar. Palabras Aladas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicaciones recientes

recentposts

Algunas sugerencias

randomposts